Friday, February 06, 2009

MI BILA

... así le decimos de cariño a mi abuela materna.

Anoche soñé que yo era el responsable de llevarla con el médico y a quien éste le daba reporte de su estado de salud (como si no tuviera cinco hijos, vaya).
Hablaba yo a solas con él. Me decía que ya estaba en un muy mal estado de salud y que ese mismo día moriría.
Yo iba a verla. Estaba en una cocina (que no era la suya, pero tampoco sé la de quién). La veía ahí, paradita frente a la estufa cocinando con una palita de madera lo que parecía un huevo revuelto. Ella no aparentaba estar enferma, ni anciana, ni flaca. Se veía como la recuerdo de hace unos 15 años.

- Bila, me dijo el doctor que quizá hoy...
Ella sonrió, me miró con gesto nostálgico y me dijo: ya sé.
En ese momento se me quebraba la voz mientras le decía: quizá se equivocó.
Ella negó con la cabeza, seguía sonriendo.
- Bila, tengo que irme. Creo que ya no te veré. - me callaba por un momento - Te quiero mucho.
- Yo también te quiero mucho.- me respondía.
Me detenía a pensar qué podía decir o preguntar antes de irme y dejar de verla para siempre.
- Bila, ¿fui un buen nieto?
Ella permaneció callada un momento, como tratando de recordar. Luego asintió:
- Sí, cómo no.
Yo sonreía con lágrimas en los ojos.
- Adiós, Bila.
- Adiós.

Desperté muy agitado y miré mi celular para ver si no tenía alguna llamada perdida. Nada.
Cabe aclarar que en Marzo del año pasado estuvo muy, muy grave. Todas las mañanas llamaba muy temprano para saber si no había "novedades". Y aunque se ha recuperado un poco, su estado de salud no se ha terminado de componer y está ahora, a sus 81 años, más flaca que nunca.

Me quedé acostado un buen rato y pensaba: ¿realmente fui un buen nieto? No lo sé. Porque de entrada no sé cómo se es un "mejor nieto". ¿Visitarla más? ¿Llamarla más?
¿Y cómo compensar todo el tiempo en que no he sido constante con ella? ¿Comprarle algún regalito? Pues no, no necesita nada. ¿Hacerle galletitas? Ya prácticamente no come.

En cuanto sea hora prudente en Tepic la llamaré y seguramente le diré que la quiero, aunque me cueste mucho trabajo porque ella en particular, a diferencia del cliché de la abuelita dulce, no fomenta mucho aquello de expresar emociones afectivas. Aunque en el fondo es una mujer muy, muy amorosa.

Llamé a mi mamá para preguntarle cómo está y me dice: acuérdate que es muy fuerte. Vas a ver que tu bila va a acabar enterrándonos a todos. Ojalá, me digo.

Desde ya sé que no leerá jamás mi blog. Pero de algún modo espero que el balance energético del universo y las vibras que andan flotando por ahí le hagan sentir que alguien, aunque sea en unas líneas está tratando de decirle cuánto la quiere y decirle "gracias por todo, bila".



7 comments:

La "U" Carolina said...

Que linda entrada, sabes yo creo que los sueños a veces nos avisan cosas. En lo personal soy una persona muy afectiva, y creo que aunque algunas personas no sean así igual lo necesitan, sólo que no estan acostumbradas a pedirlo y hacerlo, sin embargo estoy convencida de que cuando a alguien asi le dices TE QUIERO MUCHO, ERES IMPORTANTE PARA MI, lo aprecian muchisisimo, les mueve, y lo recuerdan siempre, así que hay que decirle lo que sientes, que nunca quede algo atorado en ti. y por cierto, te quiero

Joselo said...

Aw! WTF happended to you??

Paty Ring said...

Menso me hiciste llorar.

aníbal said...

Me identifico con lo que escribes y sé que es difícil asimilar cosas que por dentro sentimos como casi un hecho a corta distancia, pero como dices, ahorita solo pasamos por la tierra para renacer en otro lado, todos tenemos un ciclo y realmente el final de este solo significa el comienzo de otro... creo que lo mejor es no quedarse con las ganas de decir algo, expresar lo que sentimos/creemos, sacarlo de nuestro sistema y sentirnos satisfechos.
bestest vibes to you and your whole family! :)

Tavo Ruiz said...

Hasta en los sueños esta tu talento con los dialogos, tierno!, definitivo.

Mircov said...

Es dificil, sabes que tus abuelos están haciéndose viejos cada día al igual que tú pero obviamente te afecta ver que algún día no estarán contigo, con mi bisuabuela pasó lo mismo llegó a los 98 años, pero era una mujer tan fuerte que si, literalmente estaba enterrando a todos. Pero llega un momento en que ellos se cansan. Mi bisabuela se enojó una vez que la "regresaron", je. Haz que ella sepa lo mucho que la quieres, yo no tuve oportunidad.

Mr Shinobi said...

que bonito cortometraje con lindos diálogos e imágenes resultó tu sueño
:)