Sunday, November 15, 2009

LAS AVENTURAS DE RACRUEL presenta "LOS HUEVITOS"

¡HISTORIA VERÍDICA!
Una mujer a quien llamaremos Luisa trabajaba con Racruel, mi mamá. Y debido a que pasaban mucho tiempo juntas, platicaban de cualquier cantidad de temas.
En aquella ocasión, reunidas varias mujeres, hablaban de los hijos.

Esta señora Luisa hizo un comentario que llamó la atención de las presentes. Sonriendo dijo: "Cuando llego a la casa, después de un largo día de trabajo, me gusta acostarme en la cama con mis dos hijitos y los abrazo. Les meto la mano por debajo del calzón y les acaricio sus huevitos, así, bien bonito hasta que se quedan dormidos".

La reacción de Racruel no se hizo esperar, dijo con gesto agobiado: "Ay, Luisa, con todo respeto, eso no me parece normal. Yo al Sergio jamás lo hubiera arrullado acariciándole sus huevitos'...".

Otra mujer, a quien llamaremos Olivasia, preguntó: "Oye, Luisa, ¿y qué edad tienen tus hijos?

Luisa respondió: "21 y 24 años". ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ O.o !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Las presentes pelaron los ojos. Todas quedaron heladas. Luisa, sin embargo, no parecía darse cuenta del impacto generado y sonreía.

Después de un largo silencio incómodo, Racruel la miro, suavizó el gesto, sonrió y le dijo amable: "Luisa, perdón, pero es que eso no me parece. Hazles 'piojito', mejor".

Después de esa vez, nadie volvió a ver a Luisa con los mismos ojos.

PREGUNTA: ¿Conocen casos como éste? Compártanlos en este blog, o bien, denúncenlo a las autoridades correspondientes.

* Para quienes no conocen la expresión, 'hacer piojito', significa rascar la cabeza de otra persona suavemente, con fines cariñosos o relajantes.

19 comments:

Edgar said...

Olvidaste mencionar, que "Luisa" contaba esto haciendo uso de sus manos para ejemplificar el movimiento que hacía al acariciar a sus hijitos...

=s

El Astronauta said...

Claro, olvidé ese asunto... que lo hacía más sucio aun, jajaja

manuu said...

iiuuuuuuu

Zitlaly Osuna Sánchez said...

Recuerdo cuando contaste este relato, morboso más no increíble, hay tanta cosa retorcida en el mundo, jajaja, que feo que una Madre le haga eso a su hijo, trauma seguro...

Corina Rojas Caudillo said...

estoy sin palabras =S

Igca said...

Por dios!!!! estoy a punto de llamar al programa Law and Order Special Victims Unit o bueno ya de plano a lo que callamos las mujeres.

al_ex said...

:|


Osea... Es que...

No... Nomás no puedo creerlo.

Miedo!!

Anonymous said...

H si recuerdo que lo has contado, que bizarro y perturbador
Laura Carolina

Fernando García said...

O_O

:S

eso es raro :S

sin comentarios :S

Mr Shinobi said...

no quiero ni pensar q hace Niurka pa q se duerman sus hijos............

Señora Interesante said...

eso es bastante macabro !!!! que asco iuuuuu como los "hijitos" de la tal luisa jamas dijieron nada :S que horroooooorrrrrrr

Pablo Macías said...

Lo mejor de todo, es que ella con tanta sinceridad y naturalidad lo dijo: y eso que omitio que con los espermas obtenidos se hacia una mascarilla. jajajaajja

Señora Interesante said...

eso de la mascarilla estuvo bastante grotesco iuuuuuu que asco !!!!! jajajajajajajajajajaja

El Astronauta said...

Aunque, señora interesante, según leí en una revista, el semen sí tiene algunos nutrientes que hacen bien a la piel, jajaja...

por cierto, pasame el link de tu blog porque entré a tu perfil y no viene!

Luismiguel said...

me encanta la historia de Luisa y las caricias en los huevitos, un mundo bizarro


les mando un abrazo amigo.

Capitan Frio said...

Que relato tan espeluznante...
Sentí los idem en la garganta del puritito terror...

Ya no me preocupa esa mujer... Me preocupa lo que sus "hijitos" sean capaces de hacer actualmente.

Nadie escuchó, en su mente, al leer esta entrada los chirriantes violines de la escena de regadera de Psicosis?

Anonymous said...

:O jeje 5comen... jejejeje

Kary Guardado

luiszoniano said...

A chirrión!!! A canijo!!! Que gajos fue eso?!?!?! Naaa... a lo mejor le entendieron mal o se referia a otra cosa, o lo dio pero de cura. Digo! Mendigo mundo loco en el que vivimos pero historias así... Me cae que solo en este blog, por eso siempre acabo regresando a ver que hay!

Goodnight

Mayelli said...

Nooooo. Sergio que historia tan fea, y no sé porque no puedo dejar de reírme. Estoy enferma? No. Es tu forma de contarlo, y el post de la mascarila iuuuu, jajajaja. Esa señora sería una empresaria viviendo en Paris. PD Entre a ver lo de la navidad, pero pués ví que más había y como siempre, ya me enganche. May Osuna