Saturday, August 01, 2009

ANÉCDOTAS DEL NIÑO FRIKI. (vol. 1) : "EL NIÑO LAVADORA"

Cuando era muy pequeño, siempre le pedía a mi mamá que me sentara en la lavadora con la tapa abierta. Me fascinaba ver la ropa darse vueltas en el agua alrededor del agitador (sí, ese tubo-palo con aspas que está al centro). Analizándolo me doy cuenta que me parecía un espectáculo hipótico y que amaba ver las figuas que se formaban con la textura de las prendas y el hermoso colorido, onda caleidoscopio.


Después, totalmente maravillado, me daba a la tarea de recrear el espectáculo: me ponía en la cabeza el tapón del agitador. Me rodeaba de mucha ropa sucia, me ponía las manos en forma de espiral alrededor de mi cuerpo (sí, simulando ser el agitador), y comenzaba a girar. Hacía mis propios ciclos de centrifugado y "lavaba" la ropa.

Aquí un dibujo que lo explica de mejor manera:

Podía dar miles de vueltas sin marearme; quienes me conocieron en aquel tiempo, lo recuerdan claramente. Actualmente, doy dos vueltas y ya estoy mareado.

8 comments:

Igca said...

Que tierno!!! Amo tus anecdotas infantiles son muy tiernas y te imagino haciendo las cosas y ay! se me hace adorable. (Me agarraste en mi dia rosa)

THOR said...

Jajaja super padre esta anecdota! Fijate que tambien recuerdo que me gustaba ver la ropa lavarse, los remolinos que se formaban con el jabon y asi, pero nunca como para intentar simular ser la misma lavadora jejeje.
Abrazos!

aníbal said...

Cambiaría eso de "tierno y adorable" por "de miedo y terrorífica" jajaja... pero muy peculiar!
Y es ahora que podemos ver todas esas repercusiones jaja. Entiendo eso de no ser un niño "normal"... loves it!

Anonymous said...

serchi, lo friki no se te ha quitado, así como lo adorable :)

al_ex said...

Oye, que loco!!

Igual ver la lavadora es como entretenido (jajaja, ya se, a veces me quedaba viendo como las aspas podian mover la ropa con tan cadenciosos movimientos)....

Pero disfrazarte de lavadora?? JAJAJA, solo tu, en serio que solo tu...

Mircov said...

A ver, primero jugabas a que había un gran terremoto y movías la casita de plástico por todos lados, después resulta que te creías lavadora... ja, y yo creía que la "cucu" era yo =P

El Astronauta said...

Coincido con Aníbal, jajaja
Da más miedo que ternura... visto hoy, a la distancia! jajajaja

Corina Rojas Caudillo said...

zaaassss, yo creia que era rara porque me ponía a cantar a toda voz esperando que algun descubridor de talentos pasara por mi sala y me descubriera, jajaja, pero tu me dices quitate que ahi te voy...