Monday, February 08, 2010

LA FOTO MÁS HERMOSA DEL MUNDO (ACTUALIZADO)

El jueves pasado, 4 de febrero a las 10:58 am (hora del centro de México) publiqué a través de Twitter y Facebook lo siguiente: “Los milagros existen. Hoy vivimos uno. Abrazos y besos para todos. :)". Esto, acompañado de un mapa (bastante impreciso) de Über Twitter.


Efectivamente, un milagro ocurrió. Y ahora me siento listo para compartirlo:

Lamentablemente, el martes de la semana pasada, como informé en mis espacios de internet, falleció mi abuelo Sergio Tovar Mendoza. Por tanto, yo debía ir a Tepic al velorio. Considerando las opciones de vuelos (y costos), encontramos que la mejor alternativa era ir por tierra para llegar lo más rápido posible a acompañar a la familia y, en especial, a mi papá durante los momentos difíciles. Así, fuimos Edgar y yo en coche.
Llegamos a Tepic y pasamos momentos muy duros despidiendo a mi ‘Tito’, como le decíamos los nietos. La noche en que lo velamos cayó una muy fuerte tormenta durante prácticamente toda la noche no sólo en Tepic, sino en muchos puntos del país.

El jueves debíamos estar en Morelia a mediodía por un compromiso así que salimos de Tepic a las 7:15 (8:15, hora del centro). Íbamos por la autopista de Tepic a Guadalajara. Todo iba muy bien, estábamos oyendo canciones del ipod y apreciando que, por primera vez en varios días, el cielo se había despejado y estaba soleado.

Pasamos Ixtlán del Río y a unos pocos kilómetros del límite entre Nayarit y Jalisco, en un puente en curva justo antes de llegar a la caseta de cobro de Plan de Barrancas, tuvimos un muy fuerte accidente alrededor de las 9:30 am, hora del centro. El punto exacto en que ocurrió, tomado del GPS que nos guiaba, es éste:

Todo pasó tan rápido que es prácticamente imposible recordar todos los detalles. Lo que sabemos es que de un momento a otro, Edgar, que iba manejando, perdió control del coche y éste dio un giro y chocó dos veces, una en la parte posterior izquierda y la otra completamente frontal impactándose con gran fuerza contra la valla de contención. El coche tiene golpes en puntos que no sabemos explicar y, de momento, la respuesta más clara que tenemos para entender lo ocurrido es que posiblemente hubo una falla en un neumático y/o en el eje; la llanta se ponchó y lo resbaloso que la lluvia había dejado el camino, hizo que patinara y se estrellara en un muy aparatoso accidente.

Yo recuerdo con dolorosa claridad el momento del impacto: recuerdo el sonido del golpe y las bolsas de aire saliendo. Unos segundos después del choque, Edgar me dijo: “bájate”. Yo le pregunté: “¿estás bien?”. Él dijo que sí, “¿Y tú?”, me preguntó, le dije que también. Los dos nos bajamos. Sentí que desapareció el sonido y todo lo veía como en cámara lenta, difuso, perdido.

Al bajar había una nube de humo y yo veía partes del coche regadas por la autopista y estaba convencido que era un sueño: era demasiado fuerte para ser verdad.

En cuanto me acerqué a Edgar lo abracé muy fuerte y le dije: “Te quiero mucho”. Después vimos que habíamos salido completamente ilesos. No teníamos ni un rasguño.

La gente comenzó a pararse para preguntar si estábamos bien. Los traileros dieron aviso en la caseta y poco después llegó una ambulancia que corroboró que, más allá de los nervios y el shock por el impacto, estábamos perfectamente.

Cruzamos al otro lado de la autopista y nos sentamos en el pavimento a esperar a que llegaran los federales de camino para levantar el acta. Quedamos solos bajo el sol por un rato con nuestras maletas y mochilas.
Edgar estaba muy sereno y yo también, pero lo vi mirar con tristeza el coche por un momento.
Yo le dije: “Estás vivo y yo estoy vivo. Eso es lo realmente importante. Estamos enteros y, para como quedó el coche, tenemos que estar realmente agradecidos por haber sobrevivido porque sí fue un milagro”. Ambos sonreímos, agradecidos con Dios y con la vida. Por ese rato fue que publiqué en Twitter lo que ya mencioné.

En ese momento, saqué mi celular y nos tomé una foto a los dos. La que para mí es LA FOTO MÁS HERMOSA DEL MUNDO, porque fue la primera luego del accidente y tomada justo después de sobrevivir un impacto realmente fuerte. Vivos y perfectamente sanos. No salimos guapos, pero qué hermosa foto. Es hermoso vivir, es hermoso poder seguir vivos.


Aquí una foto de cuando nos remolcaron dentro del coche de regreso a Ixtlán. Noten las caritas tiernas. Aún estábamos un poco asustados.

El coche quedó irreconocible y fue pérdida total con prácticamente todo el frente destruído y parte de atrás. Quienes vieron el coche coincidieron: para el nivel de accidente que fue, es un milagro que no nos haya pasado nada. Hay miles de casos de coches muchísimo menos destruídos que dejan personas sin vida o con heridas muy serias.
No publicaré fotos del coche como quedó para evitar el sensacionalismo y porque era un coche realmente hermoso y prefiero que mis amigos que lo conocieron lo recuerden como ese carrazo negro tan chingón que fue. Aquí una foto mía manejándolo el segundo día que lo tuve:

Fue un regalo de mi papá cuando salí de la universidad y aún recuerdo con cariño un enorme moño que le pusieron los de la agencia cuando fuimos a recogerlo el 11 de diciembre de 2006. Era un mustang al que le tenía mucho cariño porque fue mi compañero de filmaciones y pasamos muchas cosas a bordo de él. En este momento, le tengo aún más cariño porque fue muy fuerte y resistente y su gran sistema de seguridad hizo que salieramos intactos. Me duele que ya no recorrerá más caminos, pero le agradezco el tiempo que nos dio. Muchos dirán que le doy demasiada importancia a un coche pero es que, claro, uno crea apego y cariño a algunas cosas, más cuando forman parte de tantos recuerdos.

Durante las épocas navideñas el año antepasado le tomamos una foto con unos muuuy cursis cuernos de reno que publiqué en este blog:


Les dejo también un video de su última aparición en una producción, en este caso, un videoclip, realizado hace un par de semanas:



Aprovecho este espacio para agradecer infinitamente el apoyo y amor que he recibido de mi familia. Es maravilloso poderse sentir tan apapachado y protegido en momentos como ésos. Agradezco que mi papá haya sacado fuerzas para ayudarme a estar bien a pesar del gran dolor de haber perdido a su padre. Y quisiera, muy especialmente, agradecer a mi hermana Carolina, una niña hermosa que adoro y amo con todo mi corazón porque es un angelito lleno de magia que ha velado por mi bienestar en todo momento. También a mi mamá, que ha estado muy al pendiente de mí.

Creo que este tipo de experiencias sí cambian definitivamente la forma de ver las cosas. A mí me queda la idea de que no tengo seguro el mañana y que es importante decir cuánto amamos a los seres queridos y, sobre todo, dar gracias por estar vivos.

Bueno, mis finísimos lectores… Gracias por seguir visitando este espacio. Prometo ponerle más corazón y diversión cada vez.

Ese día el mundo pudo perder un buen Astronauta. Pero no, parece que mi escala en este mundo aún no termina…

Muchos abrazos y besos, de corazón.

Una foto tomada al momento de publicar este post.


Y un par de fotos del recuerdo, tomadas por mi buen amigo Yannick.



4e

25 comments:

suculento moluxco said...

creo que eh tenido la fortuna de estar con ustedes en las buenas y en las malas y se que estar en este camino no es sencillo, reitero mi apoyo un abrazo para los dos


saludos!!

Gerardo R. Marín Loya said...

Hey que onda Sergio, mira sin saber lo que había pasado entre a tu blog y me entere con el accidente que tuvieron, hace unos días estuve platicando con Edgar y no me comentó nada, grrrrrr, lo voy a regañar, pero dentro de todo lo malo hay algo bueno Serch y eso es que los dos estan vivos, que los dos estan enteros y que los dos estan aquí para darle gracias a Dios... en el poco tiempo de tratarlos vía msn la verdad les he tomado mucho apreció y en verdad me da mucho gusto y me da mucha alegría que estes bien y que solo haya quedado en lo materíal, se cómo se siente perder algo que quieres tanto, pero como te dije antes gracias a Dios estan bien... y ya sabes estamos listos para más platicas y más chismes vale, les mandó un súper saludote y un abrazote y un mega besote a los dos....


atte.

Gerardo Marín

El Astronauta said...

Mi querido Andy, ciertamente, eres un amigo al que siento muy cercano y con el que siempre sé que puedo contar. Es un gusto enorme caminar este camino contigo.

El Astronauta said...

Gerardoooo... no te enojes, en realidad, al principio fue muy, muy difícil hablar del asunto, así que no te enojes con Ed. ;)
Y tú también te has ganado todo mi cariño en el tiempo de conocernos, niño.

Fernando García said...

O_O!
wow que mala pata
u.u yo me hubiera awitado
bbien mahcin :(
:( soy un poko materialista
u.u
pero lo buno de esto
es que estas muy bn
y no paso a mayores ñ_ñ
ñ_ñ cuidate mucho..

Lilia said...

Despues del susto viene la calma.... y gracias a DIOS, no es tu tiempo todavia.......tendremos SERGIO por largo rato. El primo de mi amiga tuvo un accidente el dia de hoy, y ella escribio algo muy cierto: Always remember to keep those you love close and end all conversations with I love you....you never know when it may be your last chance to say it!!!

Hugo Zuriel said...

Me acabo de enterar en este momento, cuando lo leí nose porque al instante me imagine q se trataría de algún tipo de accidente, mas nunca pensé q ustedes fueran los protagonistas de tal acontecimiento.

Gracias a Dios q salieron ilesos, lo material siempre se puede reponer, pero unos grandes amigos a los cuales les tenemos un gran cariño y en mi caso un gran agradecimiento jamás se podría.

Creo q todavía hay mucho por delante y mucho por crear.

Un fuerte abrazo amigos.

Anonymous said...

La foto es en verdad hermosa, llena de significado y aunque dices que no se ven guapos, si se ven Edgar se ve impactado aun. Entiendo bien tu apego al coche no es por lo material en si sino el significado que le damos y lis recuerdos a que nos remonta, como un amuleto, no es el objeto por si mismo el que tiene el poder sino el que nosotros le conferimos. Me da mucho gusto saber que salieron ilesos, un accidente te cambia la vida afortunadamente en este caso fue para bien, creo que ha despertado en Uds. Un nuevo sentido de valorar la vida y no dar todo por sentado. Siempre he sentido que algo mágico los rodea. Los quiero mucho, carpe diem. Besos
Laura Carolina

Paty Ring said...

Tienes razón. Es la foto más hermosa del mundo cuando ves lo cerca que estuviste y la libraste.
Me dieron muchas ganas de llorar mientras lo leia.

Haces bien en no mostar el auto, yo no lo conocí, pero se ve que era muy bonito.

thor said...

Menos mal que aun los tenemos con nosotros! Aun les falta mucho por hacer en esta vida (por ej. ganar un premio importante, el que mas desees jeje).
Entiendo que no hayan querido hablar del asunto, yo tuve un accidente el año pasado del cual gracias a Dios tambien sali ileso y pues se lo que se siente.
Abrazos a ambos :D

luiszoniano said...

Oye, chance y en ese ratito no te "fuiste" precisamente porque tenías que estar ahí para leer mis comentarios, jeje... no pues, ya!

La mera neta que hasta ahorita me voy enterando. Tanto de lo de tu abuelo como lo del accidente, y pues que te puedo decir... Gracias al de arriba porque tuviste el apoyo de tu familia en la última despedida de tu abuelo y que es tranquilizante saber que Edgar y tú se mantienen enteros en una sola pieza.

Saludos a Edgar y pues ni paper, habrás de seguir aguantando mis comentarios por más rato.

Goodnight

Anonymous said...

Es un gusto saber que no les pasó nada. Así es la vida, nos da lecciones para entender el motivo por el cuál estamos aquí. Les envío un fuerte abrazo a los dos!!!

José Luis González

Anonymous said...

Lo importante es que ustedes salieron bien del accidente.

Dios aun los quiere aqui, asi que no se desmotiven, y suerte en todos sus proyectos! ...

Atte.
Judith Tejeda

organicoirreal said...

Sergio!! No sabía, estuve desconectada por ensayos de Teatro. Me acabo de enterar y doy con todo mi corazón gracias a Dios de que ustedes estén bien. Lástima lo de tu auto, porque si bién uno agradece estar vivo después de un accidente así, al verse íntegro, no puede dejar de lado las cosas materiales cuando son tan significativas, no sólo en sí mismas, el valor afectivo se forma desde el primer instante en que éstas comienzan a crear historias. Y a lo mejor soy cursi, y loca, pero yo creía que mi cohce tenía una especie de alma, era mi confidente, me escuchó llorar, cantar, reir, tantas conversaciones, monólogos, tantos caminos que recorrimos juntos, en fín desde ésta perspectiva pensaría que tu auto fué pérdida total toda vez que lo más importante fué protegerlos a ustedes. En verdad agradezco mucho que estén bién, ver sus caritas, tristes y asustadas, pero bien. Te mando un fuerte abrazo. Te quiero mucho. Tu per-seguidora.

Raul Mondragón said...

Sergio, Edgar.... Los milagros existen... además... tu "tito" está en otro lado, en otra "frecuencia", en la cual nosotros no podemos percibirlos (no del todo), pero él a ustedes SI... quién crees que los protegió?

Saludos y un abrazo para cada uno!!!!!!!!

Vania Guzman Cantautor said...

Sergio & Edgar:
Mis queridos niños... Los quiero mucho, creo que recibieron una cuidadita extra de tu abue...!
Me encanta verles juntos, siempre creciendo ante toda adversidad...
Hace un par de años me pasó algo muy parecido y de verdad ves el mundo de otro color...!
Y no me parece que material lo de tu mustang, como dice carolina, les tomas cariño a las cosas, de hecho a mi honda le digo príncipe azul...! je

Los quiero mucho, besos y Abrazos

Carolina said...

Holaa!
A los dos=)
aii no lo estaba leyendo y estaba llore y llore primero por lo de mi abuelito desde qe lo lei empeze a llorar y conforme vi tu historia no manches senti horrible no por el carro osea si siento feo pero tu sabes qe daria todas las cosas materiiales que tengo si eso me asegurara qe estaras conmigo siempre, Pero es qe pensar que algo te puso aver pasado siento horriblee!! de solo imaginarlo.
Sabes que te amo y te adoro con todo mi corazon, y que eres el mejor hermano y todos quisieran uno asi. Enserio estoy muy agradecida con Dios.
Los quiero muchisimo(K)

carolina said...

Luego me cuentas que decia el comentario que borraste.

Anonymous said...

Demanda a la Ford para que te lo repongan!
Y que te den dos... el otro nomás pa compensar el susto.

R.C.

El Astronauta said...

Se siente muy bien tener amigos que lo apapachan a uno...

Agradezco mucho, de todo corazón sus comentarios.

Hoy hace una semana justo de que ocurrió y aunque está siendo difícil, sobre todo al momento de recordarlo, en realidad, cada día que pasa me siento más fuerte.

Y sí, no me queda duda que alguien de arriba me cuidó. Y me gusta pensar que fue mi Tito, ciertamente.

Muchos abrazos con todo cariño para ustedes.

Paty Ring said...

Realmente me dieron muchas ganas de llorar cuando lo leía.

Oswaldo M said...

ufff que fuerte!... menos mal ya ha pasado lo peor.

saludos

Corina Rojas Caudillo said...

Los queremos niños!!! Gracias a Dios estan bien.

Sin duda lo material tambien duele por el valor afectivo que tienen las cosas y porque tambien nos son utiles, pero sin lugar a dudas, aplica el choteado, pero cierto, refran "lo material va y viene, lo importante es que ustedes estan sanos y salvos".

Y su foto es linda, linda, linda, tienen carita de susto, pero estan juntos y eso es lo que cuenta.

Les mando mis mejores deseos y muchos abrazos.

Leon said...

Oye que impacto, Me da mucho gusto que esten bien, al empezar a leer se me hacia un nudo en la garganta pero al leer que ambos estan bien me tranquilize, Neta que Gusto que esten Bien, Cuidense mucho un abrazo Leon!

PHAVEL said...

Hola peque! Soy tan distraido y ajeno a veces a mis amgos apenas lei esto y solo puedo agradecer que tengo a mis amigos bien, sanos y salvos y hoy día un poquito mas felices!