Tuesday, September 01, 2009

RELÁMPAGOS RÍTMICOS

Hace un tiempo me encontraba en una situación de mucha confusión, me sentía muy perdido y atrapado en una especie de laberinto. Era una época donde lo que más buscaba eran respuestas.
Era ya cerca de media noche, un verano. Iba yo solo en mi coche. Tenía mi ipod en modo aleatorio. Cuando estaba dando vuelta casi para llegar a mi casa, noté que, aunque no llovía, relativamente cerca de donde me encontraba, el cielo estaba relapagueando.
En ese instante comenzó a escucharse Wind beneath my wings, una canción que era en sí misma una respuesta muy contundente por lo que significaba en mi historia, por lo que me recordaba.

Conforme me acercaba a mi casa el relampagueo se fue haciendo más y más intenso. Jamás había visto una cantidad de rayos así en mi vida. No paraban, uno tras otro. Era impactante además que se dibujaban perfecto en el cielo. Eran rayos de esos que uno ve en las fotografías de libros, pero aquí todos estaban reunidos. Un espectáculo realmente sorprendente.
Eran tantos y tan potentes que incluso hacían parecer por momento que era de día. Se veían más o menos así:

Era tan impactante que me hizo creer que había algo fuera de lo normal ocurriendo meteorológicamente hablando. Me parecía que debía aparecer en las noticias.
Lo que más me sorprendió y dejó mis ojos llenos de lágrimas fue que podía haber jurado que los rayos iban al ritmo de la canción. Me estacioné, me bajé del coche y me senté sobre el pavimiento a media calle. La canción seguía sonando y los rayos seguían apareciendo y moviéndose al compás de la música. Lloré feliz y emocionado. Ahí tenía la respuesta que tanto había buscado. "Thank God for you, the wind beneath my wings", dice en algún momento la canción.

Cuando terminó de escucharse, fui corriendo a sacar a Carolina, mi hermana, de su cama. La llevé a ver el cielo y también quedó muy impresionada. Nos quedamos los dos mirando por alrededor de media hora, completamente embobados hasta que, poco a poco, se fueron diluyendo.
Nadie más que yo conozca las vio. Me da la impresión de que fue un espectáculo hecho para mí. Atesoro ese momento como uno de los más significativos de mi vida.

Hace muy poco viajaba en carretera y a lo lejos vi una tormenta. Había una buena cantidad de rayos apareciendo. Así que me detuve y me puse a grabarlos por unos minutos para poderlo compartir con mis fieles lectores en este, su blog de confianza. He aquí el video.
Sí, se ven chingón. Pero les juro que no tienen absolutamente ningún punto de comparación con las luces de aquella noche de verano. =´)

Que lo disfruten.


Nota: para hacerlo más ameno, el video tiene tres cortes. No más. Los demás, fueron rayos continuos. Otra, quise poner, justamente Wind beneath my wings, pero youtube, que vela por los derechos de autor (yeah, right), me lo impidió. Eso que escuchan, es la versión karaoke, jaja.

Besos y abrazos.

Post dedicado a Trapish y a mi hermana que compartió esa magia conmigo.

12 comments:

Trapi said...

Gracias por la dedicatoria y por este tipo de detalles...

=)

Igca said...

Es cierto a veces la respuesta a nuestra confusion interna la podemos encontrar viendo la naturaleza. Espero que, en estos momentos que me siento como tu te sentias, encuentre una epifania como la tuya.

Paty Ring said...

Yo creo mucho en leer señales de ese tipo por ahí.
Me parece que todas las respuestas están ahí, frente a nosotros si las sabemos escuchar.

Paty Ring said...

Por cierto, está hermoso el video. Ya me imagino cómo habrán estado los rayos aquel día.

Anonymous said...

Qué buen video!!
No noto los cortes. O creo que uno nomás.

R.C.

Anonymous said...

mmmm, eso de leer señales es muy padre, en gran parte te debo el hecho de ponerles atención, desde que contaste aquella historia de los semáforos en siga cuando el corto Carolina, está padre la entrada, inspiradora.
Laura Carolina

Victor said...

Sergio, tengo 29 años y quisiera haber sido como tú, un hombre que sin miedo persigue sus sueños sin tomar en cuenta el qué dirán. Ahora tengo el resto de mi vida para hacerlo. Soy de Tepic, igual compraba CinePremiere, quería ser director de cine. Veré tu película y si algún día trabajo contigo será el día que al fin logré ser como tú ahora.

El Astronauta said...

Qué ondas, Víctor? Oye, muchas gracias por lo que me dices. Cómo puedo contactarte?

abrazote!
sergio.

Donaldo said...

Está increíble el video. Está chingon porque no hay muchos videos de rayos en youtube.
ta bueno el blog.
saludos.

Carolina Tovar said...

hay qe bonitooo
yo me acuerdo de esee dia
que llegaste corriendo a despertarme y sali toda enojada.
pero valio la penaa=)!
duramos horas aai sentados en pijama bueno yo.
le hablamos a mi mama y no me acuerdo a qien mas
pero queriamos que todo el mundo lo viera
y saliste con tu camara a grabarlo
se veian por todo el cielo y solo platicabamos de tonterias mientras lo veiamos.
estuvo muuy bonitoo!
tequiero

Anonymous said...

the wind beneath my wings???? WTF!!!! ja ja ....pero los rayos re lindoss. sol

El Astronauta said...

sí, soy re cursi... y quéee? jajaja