Sunday, November 30, 2008

EL ESPÍRITU NAVIDEÑO

= RELATOS PERSONALES =


"Ya casi no creo en nada, pero si hay algo en lo que creo a pesar de todo es en la navidad".
Amo la navidad. No el sentido religioso, ni necesariamente la conmemoración del nacimiento del niño Jesús (que, por lo que se sabe, seguramente ni siquiera nació ese día).
La navidad me gusta como celebración del mundo. Creo que es una fecha que nos motiva a ablandar el corazón y que usamos como pretexto para vivir pequeños excesos que habitualmente no nos permitiríamos y que, son al final de cuentas, la esencia misma de la fiesta. Ejemplos:
Preparamos cenas especiales, nos permitimos gastar en pavo, bacalao, etc. O por lo menos nos esmeramos en hacer algo fuera de lo ordinario.
Por otro lado, pensamos en algún regalo para hacer feliz a alguien que queremos. La felicidad que, por lo menos a mí me da ver una sonrisa en el rostro de alguien cuando le he dado un regalo, aunque sea pequeño o simbólico, no tiene precio.
Es también un motivo para ver amigos, posadas, reuniones, etc.
En estas fechas se permite y se celebra el que normalmente se consideraría mal gusto y el ridículo: nadie dice nada de retacar la casa de foquitos o salir a la calle con gorrito de Santa.
Es tiempo de beber ponche y abrazar muy fuerte a la gente que queremos.
AMO los villancicos. Nada me gusta más que pasar el 25 de Diciembre echado con mi familia, comiendo el recalentado y viendo películas navideñas.
Me gusta mucho ver cómo la gente se esmera decorando sus casas con luces y adornos. Disfruto muchísimo ver a altas horas de la noche a los papás yendo a las tiendas de juguetes a escondidas para luego esconder bien las compras (mi papá siempre hacía eso y era sin duda el mejor, jamás me di cuenta de nada... A la fecha sé que ningún papá del mundo es un mejor Santa que el mío. Incluso el día de hoy sabe sorprenderme sin que yo sospeche nada).

Creo también que es una época de segundas oportunidades, de perdón. En estas fechas uno sale a la calle, camina un poco y puede ver un mercado con arbolitos de navidad, gente bebiendo ponche, adornos navideños, villancicos, lucecitas, gente buscando regalos. Y ante todo esto que, por lo menos a mí me hace feliz, yo siempre me detengo y me pregunto: ¿Vale la pena seguir enojado por esto? ¿No sería más fácil dejarme llevar y mandar a la chingada todo el odio y recores que, dicho sea de paso, nunca me faltan? Y mi respuesta es siempre "Sí". Y lo hago mientras huelo el pino fresco y escucho las guías de luces musicales que tanto amo con todo y lo molestas que son.

Uno podría pensar que TODO lo antes mencionado se podría hacer en cualquier fecha del año y daría igual. Por ejemplo abrazar o dar algún regalo a alguien. Puede ser, pero estoy en desacuerdo. Como decía el Principito, los ritos son importantes. Tener fechas nos ayuda a sincronizar corazones: si cada quien celebrara el día y la hora que se le da la gana, nunca sabríamos cuándo empezar a alistar nuestro corazón para vivir la experiencia colectiva. Yo sí creo en las fechas y celebraciones constantes y periódicas. Porque definitivamente, los ritos importan, por lo menos a mí. Y creo que en este mundo no hay un rito más importante, conocido y, quizá, poderoso que la navidad.
Y tampoco me molesta el cliché. En este caso, amo el lugar común de la navidad: campo nevado, pinos, Santa Claus, Noche de Paz, velas rojas, ositos coca-cola, pastorelas y todo el folklore que lo acompaña. Navidad me remite a nieve aun cuando jamás he pasado una navidad en un lugar con nieve, jajaja. A la fecha si veo un Santa medianamente bonito en un centro comercial, no lo dudo y me tomo mi foto con él. Amo incluso, el consumismo desmedido de la época. Como dije, estas fechas admiten un poco los excesos (y ojo: aplica también para las calorías).

Les quiero compartir una foto de nuestro arbolito de navidad que acabamos de poner. =)
A poco no está bonito?? =)

Es chaparrito porque no tuve dinero para uno grande, pero es natural y me gusta mucho el olor que llena la casa. ¿Saben? Poner el arbolito de navidad es probablemente una de las cosas que más feliz me hace en el mundo.

Les comparto también una foto de mi coche, que ahora es un reno de Santa que esparce el espíritu navideño por toda la ciudad.
Ya viene Navidad. Mi corazón está alistándose... Y sí, mis ojitos se pusieron lagrimosos varias veces mientras escribí esto, en especial al mencionar a mi papá. =')

9 comments:

Corina said...

Neta que me caes requetebien fijateeeee!!! A mi también me encanta la navidad, comprar regalitos y ponerlos abajo del arbolito, aunque la crisis sólo me permita comprar cosas simbolicas o simples chocolatitos... Habrá a quien le parezca cursi, pero quien no se pone feliz con un regalito o con una comilona de pavo, pierna, romeritos, ensalada y postres navideños jeje?? y estoy de acuerdo en celebrar fechas específicas, si no que chiste tendría??, además no habría días festivos, vacaciones, etc, jajajaja...

El Productor said...

Aunque muchos lo pongan en duda, yo también soy fan de la navidad. Aunque he de reconocer que a lo largo de mi vida ha tenido diferentes significados...
Cuando era niño era una cosa que tenía que ver con la familia, recibir regalos y comer.
Ahora, desde hace 9 años, tiene otro significado. Sigue habiendo la cosa familiar y por supuesto la comida.
Ahora son mucho, mucho más especiales... ;)

La "U" Carolina said...

Yo también puse mi arbolito este fin, ya sabes para empezar diciembre con el arbolito puesto, amo la navidad, y estoy al 100 de acuerdo contigo sobre los ritos y la sincronia de los corazones, y respecto a los regalos, es genial preparar lo que quieres regalar a las personas que quieres.

Carolina (: said...

Hermanitooo(:
yo tambieeeeen amo navidad...
Es lo mejor del año... aparte de mi cumpleaños ... no hay nada mejor qe eso(:
Casi lloro cuando leí lo de mi papá! Porque es cierto nunca habra en el mundo un mejor santa que el qe me toco a miii=')
Y se te olvido mi mamá que nos hace la comiida delicioosaaaaa y las riicas bolitas de Nuez!
Te quiero mucho
Si este año fue bueno el que sigue sera mejor ok?
besooooosss(:

Carolina (: said...

Me encantoo tu carro!
jajajaja es la cosa mas cursiiii pero lo ameee(:

Anonymous said...

Qué bonito te quedó el arbolito pero no te da miedo que te maten en el DF por circular con esos cuernitos? jajaja

Fernando said...

hey que onda con uds ya ni pelan por el messenger. que es de su vida
saludos

Su amigo Fernando

Mac said...

Cada vez que veo un coche con cuernitos de reno se muere lo poco que queda de mi espíritu navideño.

mayelliosuna said...

Sí la navidad es la mejor fecha. Tampoco me gusta caer en los típicos clichés que encierran las festividades que tienen un día anual en honor a...
Aunque tampoco voy a hacer de lado el hecho de que para mí, debe ser una actitud de vida del día a día, el festejar lo que y a quién se ama, y agradecer lo que y a quién se tiene. Pués cada quién no?... Sin embargo, coincido en que puede diluirse al ser tan cotidiano, tal vez por eso, existen los dias anuales para conmemorar con exacerbación algo o a alguien. Y lo que me vibra en niveles más altos de lo normal en éste día es el amor puesto en movimiento, la generosidad, el dar por placer; y a través de éste radiarlo al entorno, una sonrisa a quién le mire, una acción bondadosa a quién no lo espere, un abrazo no pedido pero tal vez necesitado... Los regalos especialmente adquiridos en éste día, son super especiales, pero pasan a segundos términos, cuando tenemos el privilegio de estar llenos de salud y proyectos y rodeados de las personas propietarias de nuestros afectos. Me gustó éste post. ;)